miércoles, 23 de marzo de 2016

El insomnio y sus causas

Hoy en día tenemos en España, un 40% de adultos afectados con problemas de insomnio.
Sabemos muy bien que cuando no hemos tenido una buena noche de sueño reparador, el siguiente día es difícil, nos sentimos cansados, con mal humor y todo es un esfuerzo.
Necesitamos nuestras horas de sueño, para reparar, regenerar y relajar especialmente a nuestro sistema nerviosos. Para dormir con calidad tenemos que evitar algunos hábitos nocivos de forma de vida:

. Cenar tarde. Las horas de descanso son para reparar el sistema nervioso, no para digerir la cena!
.Tomar proteína animal en la cena y/o tomar snacks después de la cena.
.Cenar en abundancia.
.Falta de ejercicio durante el día
.Consumo de bebidas alcohólicas, estimulantes(cafés..) o bebidas gaseosas azucaradas.
.Trabajar hasta tarde con un ordenador o ver la televisión o un videojuego.
.Tener algún factor medioambiental que nos afecte: ruido, luz, calor, frío...
.También puede que tengamos problemas emocionales, enfermedades o preocupaciones que nos quiten el sueño.
.A partir de las 7 de la tarde, bajar nuestro ritmo y elegir actividades más relajantes.
.Desconecta toda clase de aparatos electrónicos que tengas en tu habitación.
.Duerme con la habitación aireada.

Existen muchas causas del porque se produce el insomnio, y también muchas clases de ellos. A nivel energético, podemos clasificar las dos clases de insomnio
Insomnio YIN: No podemos conciliar el sueño
Insomnio YANG: Dormimos, pero nos despertamos a partir de las 2 am, y nos cuesta mucho conciliar de nuevo el sueño
Afficher l'image d'origine

Cada uno de ellos, tiene una causa energética, por deficiencia o exceso. Muchas veces la mujer sufre de insomnio especialmente durante el proceso de menopausia, pero no tendríamos que aceptar este desequilibrio, como algo natural. Podemos erradicar este problema, si cambiamos nuestros hábitos y adoptamos una alimentación más sana y natural.

Es importante que dejemos una hora como mínimo, para poder digerir bien la cena, y luego nos regalemos el momento de relax y dulzor antes de acostarnos: un poco de fruta cocida y alguna infusión relajante como tila, valeriana, manzanilla, anís con un poco de endulzante natural (miel de arroz, melaza de cebada y maíz) puedes poner encima de tu almohada algunas gotas de esencia de lavanda, esto nos ayudara a relajarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario